DFV de l'assignatura Història d'Amèrica

Loading...

jueves, 23 de junio de 2016

Histórica firma de la paz en Colombia.

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos (i), el presidente de Cuba Raúl Castro (2-d) y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño (d), alias "Timochenko", se dan la mano hoy, miércoles 23 de septiembre de 2015, en La Habana (Cuba).
Foto Infolatam

Recientemente he coordinado un dossier para la revista AFERS. Fulls de Recerca i Pensament, bajo el título de Cultures de mobilització en América. En ese dossier aparece un articulo de Néstor Hernando Parra, colega y amigo, profundo conocedor de la realidad de su país. A propósito de su artículo, en la presentación del dossier escribí lo siguiente: 

Néstor-Hernando Parra, jurista i politòleg colombià, ha abordat l’etern conflicte bèl·lic sorgit al seu país als primers anys seixanta sota consignes de reivindicació social i política que van desdibuixar-se per la pràctica generalit- zada de crims contra la humanitat i per la vinculació amb el narcotràfic. S’ha tractat d’una guerra a diverses bandes, que ha deixat més de dos-cents mil morts i més de set milions de desplaçats que han perdut milions d’hectàrees, les quals s’han repartit entre alguns dels actors protagonistes del conflicte. Allò més preocupant a l’hora de pensar en la superació del conflicte, segons explica Parra, és l’assimilació d’una cultura de la violència completament contradictòria amb l’Estat de Dret i la vigència dels Drets Humans. En el nou escenari obert l’octubre de 2012 a l’Havana, mitjançant les converses de pau entre el govern de Colòmbia i el conjunt de dirigents de les FARC, resulta evident que no queda una altra eixida que apostar per la cultura de la convivència, la qual cosa exigeix una mobilització mantinguda durant dècades per a la reducció significativa de la pobresa i l’exclusió social.

Comunicado Conjunto Gobierno-FARC
La Habana, 22.06.2016
Infolatam

“Las delegaciones del Gobierno Nacional y de las FARC–EP  informamos a la opinión pública que hemos llegado con éxito al Acuerdo para el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo; la Dejación de las armas; las garantías de seguridad y la lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres o que atentan contra defensores de Derechos Humanos, movimientos sociales o movimientos políticos, incluyendo las organizaciones criminales que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo, y la persecución de las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz.

El evento estará encabezado por el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el  comandante de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, y por los países garantes. Por Cuba, el Presidente Raúl Castro, y por Noruega, el Canciller, Borge Brende. También estarán en representación de los países acompañantes, la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet y de Venezuela, el Presidente Nicolás Maduro.

La ceremonia contará con la presencia, como invitado especial, del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, quien estará acompañado por el Presidente del Consejo de Seguridad y el Presidente de la Asamblea General.

Igualmente asistirá el Presidente de República Dominicana, en calidad de Presidente de la CELAC; el presidente de El Salvador, y los enviados especiales para el proceso de paz de los Estados Unidos y de la Unión Europea.